youtube pinterest twitter facebook

Fonogramas y estribillos: De Nueva Orleans a La Habana

Carlos Olivares Baró | 01.08.2015

I

John Ellis (sax tenor, clarinete), Alan Ferber (trombón), Gary Versace (órgano, piano, acordeón), Matt Perrine (sousaphone), Jason Marsalis (batería, címbalo): Double-Wide/Quinteto comandado por John Ellis, quien tiene fuertes inclinaciones con la sonoridad de New Orleans a través de empalmes de funk y R&B. Colaborador del pianista Ellis Marsalis y miembro de la banda del guitarrista Charlie Hunter. Charm (Parade Light, 2015): álbum de linaje neworleansiano conformado por diez temas, rubricados por Ellis: viaje por los códigos más gozosos de los rizomas del folk-blues, hasta desembocar en la fonología del New Orleans-Dixieland. Instrumentistas de deliberado swing, quienes dominan a la perfección los fondeaderos del blues y sus variantes. Formato que remite a las agrupaciones de las primeras décadas del siglo XX: ecos de Sidney Bechet, Freddie Keppard, Kid Ory, Kind Oliver, Johnny Dodds y Louis Armstrong (Hot Five/Hot Seven). Prosodia “criolla” sellada por la inmigración franco-hispánica (carnaval Mardi Grass). John Ellis pasó su juventud bajo las consonancias de las reverberaciones de la bulliciosa ciudad de New Orleans. “No niego mi tendencias por la retórica de New Orleans. Este álbum es una exploración de mis ideas y de los vínculos de la música de New Orleans con todo el jazz actual”. Protagonismo de la sección brass en diálogo con el órgano en provocativos guiños al Mardi Grass (“High and Mighty”), sugerentes apuntes de habanera/tango (“Old Hotel”), vals hispánico (“Snake Handler”), funk (“Barbed Wire Britches”) y groove de blues (“Booker”, “Better Angel”, “Yearn”...). Vale destacar la presencia del percusionista Jason Marsalis (miembro de la dinastía Marsalis, presidida por el pianista Ellis y secundada por el trompetista Wynton). El compositor, saxofón y clarinete John Ellis explora la tradición en pos de una reforma de la enunciación contemporánea del jazz.

 

II

Cosmogram (Origin Records, 2015): Ariel Bringuez (saxofón tenor, saxofón soprano), Hugo Fernández (guitarra), Antonio Miguel (contrabajo) y Antonio Sanchez (batería). Saxofones en enunciaciones hard bop y ecos colemanianos, contrabajo en pulsaciones carterianas, batería de trazos songueros y guitarra en manifiesta argumentación nostálgica. Jazz híbrido en que un groove/swing de fuerte raigambre pop/rock dialoga con el bop. Ocho temas concedidos por Fernández: proporciones dibujadas en la quietud y ciertos halos, protagonizados por el saxofón y la batería, que se adentran en una fonología vanguardista de cordial declamación. La guitarra de Fernández en sugestivos hilvanes armónicos: pliegues de pop, rock y atajos que dialogan con el jazz desde asideros confluyentes con el habla de John Scofield. Inicia con “Reconciliación”: batería en redoble que el contrabajo escolta en ostinato rítmico para darle entrada a la guitarra que introduce la motivación melódica en concordia con el sax tenor. “Metro”: Sanchez glosa en tiempo de songo y el sax hace guiño a Coltrane: la guitarra y el contrabajo interceden en pos de la construcción de apuntes funk/bop en complicidad con el soprano. “Sublime”: euritmias funkeras y oscilaciones de swing que la guitarra traslada a sutiles franjas neworleansianas. Seductora atmósfera hindú en “Grounds”. “Auras”: imaginativos vuelos armónicos y arrobados silbos del sax. “Un-Balanced”: guiños al bebop. “Bakio”: trazos vanguardistas en tributo a Coltrane/Coleman. “Yap”: guitarra en motivaciones incitantes que el sax retoma en concluyente glosa y libertad interpretativa. Álbum de conformidad bebopiana/funk desde aventuradas articulaciones: sutileza, sensualidad y arrobada alocución. Propuesta jazzística de singulares tramas. Demostración de la buena salud del jazz mexicano.

 

III

La Fantasía (egrem, 2015). Los Van Van y Juan Formell han puesto a bailar a Cuba durante 45 años. Agrupación mítica de la tradición afrocubana, creadora del songo: raíz de una de las variantes más radicales de la música bailable de Cuba: la timba. La Fantasía, fonograma homenaje al director y fundador de Los Van Van —el compositor, bajista y orquestador Juan Formell (1942-2014)—: presentación de catorce temas que ponen a bailar al más tieso de los mortales. Explosivo groove montunero empalmado con son, funk, pop, sutiles apuntes rockeros, changüí, mambo y cubop. Premio Grammy (1999), Mejor Álbum de Salsa: Van Van is Here. Los Van Van corroboran y ponen de manifiesto el swing incitante de la música popular cubana.

____________________________________

CARLOS OLIVARES BARÓ (Guantánamo, Cuba, 1950) es narrador, musicólogo y profesor universitario. Ha publicado La orfandad del esplendor y Las bestias puras de la soledad. Actualmente escribe sobre música y literatura para varias revistas y periódicos de México y España.

Más de este autor