youtube pinterest twitter facebook

Las palabras viajeras

Jean Portante | 01.01.2018
Las palabras viajeras

El mundo no siempre ha sido el mundo. Originalmente, en la Antigua Roma, la palabra mundus se refería al cofre donde la mujer guardaba su ajuar de cosméticos. Y, por metonimia, representaba los objetos que contenía el cofre (frascos de perfume, espejos, peines, etcétera, todos muy bien ordenados).

Algunos lingüistas piensan que fueron los etruscos quienes dieron la palabra a los romanos. En algunos de sus espejos, de hecho, está la imagen de una diosa. Munthu es su nombre. Munthu, mundus, mundo. Ésta sería la filiación. El hecho de que, después de referirse a un cofre, mundus termine aludiendo a un espejo obliga a pensar en el “aseo femenino” por medio de los cosméticos contenidos en dicha caja.

Da la casualidad de que la palabra cosmético desciende del griego kosmos, que antes de designar al universo o al mundo significaba ‘ornamento’ y ‘orden’. Y es a partir de allí que kosmos empieza a referirse al orden celeste, opuesto al desorden, es decir, el khaos. Tal y como el latín mundus, el vocablo kosmos tomó el sentido de “universo” lleno, aunque claro que no de cosméticos, sino de astros.

Otros lingüistas, sin embargo, relacionan mundus y mundo con la raíz indoeuropea meu, que, entre otras cosas, significa ‘lavar’. Esto no está lejos de mundus como aseo femenino. De hecho, los romanos colocaban al lado del sustantivo a la misma palabra mundus como adjetivo, con el significado de ‘limpio’.

Ahora bien, cuando mundus adquiere el significado de ‘mundo’ se refiere al universo entero antes de abarcar solamente a nuestro globo terrestre. Esto permitió expresiones como “venir al mundo”, que es un hermoso sinónimo de nacer y que se refiere a que cuando nacemos, no venimos como alguien de un país, sino como ciudadanos del mundo. EP

 

______________

Jean Portante es poeta, novelista, traductor y periodista. Su obra, escrita en francés y traducida a varios idiomas, incluye unos cuarenta títulos, entre poesía, relatos, obras de teatro, ensayos y novelas. En México ha publicado La reinvención del olvido. Antología personal (La Otra, 2013) y La ceniza de las palabras. Antología personal (Floricanto, 2015).