youtube pinterest twitter facebook

Una cuestión personal

Moriana Delgado | 01.05.2018
Una cuestión personal
Becarios de la Fundación para las Letras Mexicanas

 I

 

Yo vivo de la polémica del agua

y siempre lloro en la resaca,

de tanto estar triste

de estar cansada

de albergar en mí todas las aves,

y las miniaturas virtuosas de la risa.

Necesito esta dinámica de encontrarnos

y reencontrarnos en la herrumbre

de tu cuarto, en la marea sofisticada de los sueños,

en los secretos del calor.

Quiero quedarme despierta

a ver qué pasa.

Quiero estar incómoda, así,

terriblemente incómoda,

que tus pisadas me corten la cara

y encuentres en mi mejilla un santuario de lirios.

 

Déjame poner mi mano en tu hombro.

No importa si cambias la historia

y la mano es tuya

y el hombro mío.

Las historias fueron hechas para ser invertidas.

 

 

II

 

Baja la voz. Nos están escuchando.

Se enterarán que nunca he probado el champagne,

que le tengo miedo al destierro impune

y a las cosas escritas por mujeres.

Se enterarán.

Si me preguntan,

repetiré tus palabras al pie de la letra,

hasta que el poniente se convierta en un lago,

hasta que tus palabras me corten el cuello.

Enunciaré los silencios que guardas al hablar conmigo.

No le diré a nadie que las ventanas de tu cuarto

han cambiado.

(Escucha)

Estoy cansada de la vida nocturna.

Quiero irme a casa y hablarle a las paredes,

contarles lo que he perdido esta noche,

encontrar la soledad viciada bajo mi cama,

trastornarme en la resaca

de tanto estar triste,

de tanto rostro impúdico, lunático

y rúnico. De tanto cojear en el vestíbulo,

de tanta polémica, de tanto cansancio

tanta burla en los encuentros sabáticos,

tanto fastidio, tanto silencio, tanto esto,

tanto lo otro, un vuelve pronto,

un regresa mañana, y otra vez y otra vez

la rutina pendenciera del volver

a los poliedros de tu noche,

a tu cuarto en obra negra,

a tus puertas salvajes,

que no corren como antes,

que saturan lo que guardo

y mitigan el antaño.

Y volver y volver

como cuestión de tiempo

como cuestión personal;

y por qué no me dices nada,

si esta nada es la que guardó tu cuarto

cuando despertamos

y te encontré en lo que habitabas:

en el calor

                 en los secretos

                                      en la ensenada.

 

EP

 

 

 

______________________

Moriana Delgado estudió Letras Inglesas en la UNAM. Textos suyos han aparecido en las revistas Cuadrivio y Círculo de Poesía. En 2015 fue becaria de Interfaz: Los signos en Rotación, y en 2017 obtuvo una mención en el concurso de Punto de Partida en la categoría de crónica. Actualmente es becaria de la FLM en el área de poesía.