youtube pinterest twitter facebook

Fonogramas y estribillos: Alicia Keys: VH1 Storytellers & Bobo Stenson: EuroJazz 2015  

Carlos Olivares Baró | 01.06.2015

I

La vocalista, compositora y actriz, Alicia Keys (New York, 1981), es la reina actual del R&B/Soul. Su sensualismo travieso y tentadora belleza mestiza despiertan devociones en los escenarios. Descubierta por el productor Clive Davis (el mismo que lanzó a la fama a Whitney Houston), su fonograma debut, Song in A Minor (2001) ganó cinco premios Grammy en una sola noche. Más de treinta millones de copias vendidas de sus discos, catorce Grammy y tres American Music Awards. Alicia Keys: efusiva voz que la convierte en diva absoluta, heredera de Aretha Franklin y Whitney Houston. VH1 Storytellers (Sony Music, 2013), su sexto álbum de estudio (CD/DVD), filmado y grabado en los Estudios Metrópolis de Nueva York en la emisión número ochenta y seis de Storytellers, programa de televisión de la cadena VH1 donde el artista invitado, frente a un público reducido, cuenta historias y experiencias de su carrera. Keys aprovechó el convite e hizo una “narrativa” de sus grandes triunfos. “Ser parte de VH1 Storytellers fue una experiencia divertida y satisfactoria. Interactué con el público y compartí, en un ambiente íntimo, las historias que hay detrás de algunas de mis canciones”, declaró la intérprete de “Another Way To Die”. Resonancia de teclados, piano, programaciones, batería, bajo, guitarra, percusiones y coro que transita por halos de soul, R&B, funk, hip hop, tenues concordias jazzísticas y retumbos de blues: del incitante “No One” al espiritual “Brand New Me”; del acompasado “You Don’t Know My Name” al anímico “Empire State of Mind”; de la pureza soulera “Not Even The King” al virtuosismo vocal de “Fallin’”; del slow jams “If I Ain’t Got You” al éxito rotundo de “Girl on Fire” (posicionado en el número uno en Billboard Top 200 / R&B / Hip hop). Tres Bonus performances (“New Day”, “Try Sleeping With a Broken Heart”, “Un-Thinkable”) cierran espléndidamente un fonograma que puede producir adicción. Alicia Keys en un recuento por sus grandes éxitos en cabal sumario vocal: tributo amable a su maestra Aretha Franklin.

 

II

Bobo Stenson se presentó en el EuroJazz 2015 de México en un recital de piano solo que dejó hipnotizadas a tres mil almas durante ochenta minutos de compases y consonancias cobijados en las humedades de Dios. El convite comenzó con “El Mayor”, una composición del trovador cubano Silvio Rodríguez, que el expianista de Charles Lloyd Quartet columpió sobre los bordes de la bruma de un aguacero amenazante que nunca lanzó sus goterones. Silencio absoluto: los bemoles de Stenson sustituyen la ausencia del sol, cada racimo de notas se empina en la tarde. Los acordes y sus dedos, envueltos en las alas de una paloma, producen el milagro. El jazz: un desvarío de hermosa letanía. El jazz: el suspiro de una muchacha mojada por el azar. El jazz: mutación en los sigilos. Qué sería de la vida sin estos enlaces melódicos-armónicos. La cadenza de un vals antiguo se apropia del instante. La mano derecha ataca y la izquierda responde con alusiones barrocas. Modulaciones ascendentes, empinadas y sinuosas. Quebrantos en los espejos del crepúsculo. Una mariposa se posa en el teclado. El pianista cierra los ojos y brota un sollozo de duelos y distancias: el argumento se obstina sobre los intervalos de la luz. Vértigo de suave melancolía. Dos muchachos se besan. El jardín del Cenart arropa los delirios. “Alfonsina y el mar” (Ariel Ramírez): las olas se extienden en la invisible glosa del lamento en tiempo de zamba jazzeado. “Hasta siempre, Comandante”, de Carlos Puebla: las teclas cubanean los presagios: una larga apostilla rítmica retumba. La ovación se prolonga. Bobo Stenson, el pianista cómplice de Don Cherry. El instrumentista que Sonny Rollins invitó a su grupo en su primer viaje a Europa. El acompañante del saxofonista Stan Getz por África. La armónica de Toots Thielemans y el piano de Stenson. En Turquía, el percusionista Okay Themiz decidió dialogar con su timbre sosegado. Bobo Stenson solo con su piano a la intemperie de Dios. Concierto irrepetible en el Cenart en la cita del EuroJazz 2015. Los que asistieron fueron testigos de un prodigio. Domingo de Gloria en los abrigos del jazz. ~

 

——————————

CARLOS OLIVARES BARÓ (Guantánamo, Cuba, 1950) es narrador, musicólogo y profesor universitario. Ha publicado La orfandad del esplendor y Las bestias puras de la soledad. Actualmente escribe sobre música y literatura para varias revistas y periódicos de México y España.

Más de este autor