youtube pinterest twitter facebook

La reta es de los hombres: el machismo en el deporte mexicano. Una conversación con Marion Reimers

Mario Alberto Medrano González | 22.11.2018
La reta es de los hombres: el machismo en el deporte mexicano. Una conversación con Marion Reimers

Marion Reimers es un referente del periodismo, especialmente del deportivo. Actualmente milita en las filas de la cadena Fox Sports como conductora y analista. Se reconoce como una hincha del deporte, que ha practicado desde la infancia con disciplina y avidez. Asimismo, es cofundadora de Versus, una ONG ue se encarga de abrir el diálogo en torno a contenidos inclusivos y profesionales en los medios deportivos.

Marion, quien estudió una maestría en Periodismo en la Universidad Torcuato Di Tella de Argentina, es una mujer de respuestas francas, directas: la palabra eufemismo no cabe en su narrativa diaria. En una actividad tan humana como lo es el periodismo, Reimers entiende perfectamente sus perspectivas y las realidades que la rodean.“Soy una apasionada de los deportes”, comenta la periodista mexicana, “he practicado muchos a lo largo de mi vida. El tenis fue uno de mis predilectos durante varios años. Sigo jugando futbol, fui muy buena en handball y fui campeona nacional de karate. Me gustan mucho los deportes en general, aunque ahora estoy más enfocada en el futbol”.

A principios de este año, en el marco del Día Internacional de la Mujer, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en México destacó que la desigualdad laboral, la falta de oportunidades para el desarrollo profesional y personal de las jóvenes, y la latente amenaza de ser asesinadas son los principales riesgos que viven las mujeres en nuestro país. La participación económica de las mexicanas es del 43%, y 56.6% de las trabajadoras labora en la informalidad, reconoce la ONU.

Ante esta realidad, le preguntamos a Marion cuáles fueron los obstáculos que tuvo que sortear para poder situarse en el mundo laboral, a lo que ella respondió: "Las vicisitudes que atravesamos las mujeres para posicionarnos en cualquier área son bastante similares: al final del día, el sexismo es un enemigo invisible que está en todos lados. En mi ámbito laboral quizás es un poco más evidente porque es un área que sigue siendo preponderantemente masculina. Y todo tiene que ver con la falta de credibilidad por parte de la audiencia, de los compañeros de trabajo, de los propios jefes; tiene mucho que ver con tener que circunscribirse a un tipo de estándares de belleza impuestos por los mismos hombres; tiene que ver con un espacio laboral en el que se considera que los hombres nacen con un adn que los hace expertos en todo lo relacionado con los deportes, cuando en realidad la mayoría no sabe tanto como dice, y lo digo por cómo estamos socialmente construidos en los deportes, pero es lo mismo en la política, en las finanzas, etcétera; en suma, en cualquier espacio del país. Por eso no entiendo por qué se hace esta diferenciación en el área deportiva."

"Se tiene que entender que el periodismo deportivo no funciona en una probeta, no es algo aparte. A las mujeres, por lo general, desafortunadamente, se nos toma en cuenta primero por nuestro físico y después por nuestros conocimientos, y eso no tiene que ver únicamente con los deportes, pero lo que sucede es que en este ámbito se potencia porque está relacionado con la televisión y estamos ante un área predominantemente masculina en la que los hombres siguen creyendo que las mujeres estamos ahí para su beneplácito y para llenarles el ojo. Entonces, ¿qué se tiene que hacer? Hablar con las personas que están en estos puestos de poder, porque se sigue presumiendo que quienes tenemos la solución bajo el brazo somos nosotras, y que tenemos que entrar en un pequeño recoveco a ver si nos dan la oportunidad, porque a veces no se comprende que nosotras estamos ahí por nuestros conocimientos y no tenemos que demostrar nada."

Sin ambages, Marion apunta con toda sinceridad que sí ha tenido que enfrentarse a las críticas por su declarada y sólida posición feminista: "Me han tocado reacciones de toda naturaleza: hay quienes buscan censurarme, tengo colegas que me denominan la defensora de lo ridículo, de lo absurdo; compañeros y público que se sienten directamente atacados, y creo que es porque algo les hace ruido con esa situación. Por otro lado, he tenido una respuesta increíble de muchísima gente que se quiere sumar al proyecto que tenemos con Versus, que considera que el país y el público se merecen un tipo de periodismo deportivo de mayor calidad, que las mujeres pertenecemos a la vida pública y, al ser parte de ella, también pertenecemos a la práctica deportiva, y ésas son historias que se tienen que mostrar en los programas de televisión, en los diarios y en un montón de espacios que fungen como pequeños caballos de Troya, porque mucha más gente sabe del acontecer deportivo que del político, por lo que es un vehículo muy poderoso para transmitir ciertos mensajes."

"A mí sólo me queda entender que al haberme puesto los lentes del feminismo me di cuenta de que mis privilegios no bastan como para sentirme satisfecha, y esto tiene que ser una cuestión intersexenal en la que apoyemos a muchas otras mujeres que no tienen las facilidades que tenemos otras tantas. Estamos muy lejos de haber llegado a la igualdad, como muchos osan pensar."

Aquí algunos datos: la primera vez que deportistas mexicanos hombres participaron en los Juegos Olímpicos se remonta a las competencias de París en 1900; en cambio, la primera incursión de mujeres mexicanas en este evento deportivo internacional fue en el que tuvo lugar en Los Ángeles en 1932. Fueron María Uribe Jasso, en lanzamiento de jabalina, y Eugenia Escudero, en florete individual. A este tenor: la liga mexicana de futbol varonil se fundó en 1902, mientras que la Primera División Femenil de México surgió el 5 de diciembre de 2016, es decir, ciento catorce años después. Ante esto, Reimers comenta que: "Para empezar, hay que arrancar por los espacios públicos: basta con ir a una colonia en la que haya una canchita de fut o básquet, donde se asume, automáticamente —y es una regla no escrita, pero evidente—, que la reta es de los hombres. Empezando por los espacios públicos, no tenemos paridad. Lo puedes notar en los contenidos del periodismo o de programas deportivos, ¿cuántas notas tienen que ver con mujeres y deporte?, ¿un 0.5%, un 5%?, ¿cuánto? Nada. Y cuando en los diarios deportivos se habla de mujeres, es acerca de su físico y generalmente son modelos que aparecen en la contraportada, y no es que yo tenga algo en contra de las modelos, pero no me parece que el periódico de deportes tenga que ser un espacio para esa clase de contenidos, no tiene absolutamente nada que ver, es ridículo.

¿En qué momento crees que se podrá ver una mayor cobertura en los medios del deporte femenil?, le preguntamos a la periodista. “Eso pasará cuando nos consideren a las mujeres como el otro 50% de la población, también como personas; pero aparentemente somos objetos y productos”, respondió. “Sin duda, este tipo de pregunta no me la deberían hacer a mí; ¿por qué no se lo preguntan a quienes detentan el poder en los medios de comunicación? Nos lo preguntan a las mujeres como si nosotras hubiéramos creado este problema. Nadie se ha atrevido a poner a aquéllos en su lugar, eso también forma parte de la cultura machista”.

En octubre de 2017 nació el movimiento #MeToo, que fue el hashtag que utilizaron actrices y empresarias del mundo cinematográfico para denunciar acoso sexual por parte de hombres. Por otro lado, en el deporte ha sido muy sonada la acusación contra Cristiano Ronaldo por el mismo tipo de acoso. Mientras que en las canchas mexicanas fue muy conocido un problema de discriminación de género hacia Virginia Tovar —la primera y única árbitra que ha pitado partidos de la liga de futbol mexicano profesional— por parte de diversos futbolistas, especialmente de Cuauhtémoc Blanco. Tovar declaró que durante el encuentro entre Irapuato y el América del 22 de febrero de 2004, el ahora gobernador de Morelos le espetó: “Mejor ponte a lavar platos”. También recibió malos ojos y conductas intransigentes por parte de Luis García y Jared Borgetti.

Marion Reimers asegura que la inclusión de Virginia: "Tiene que ver con los machismos benevolentes, con decir: “ya cumplimos”; sin embargo, a Tovar no se le dio continuidad, fue una llamarada de petate. Y cuando entró a pitar, es muy sabido lo que pasó con Cuauhtémoc Blanco, pero ahora él sigue siendo el ídolo nacional y ella ha pasado a la sombra. ¿Entonces qué se privilegia? Obviamente las conductas machistas del ídolo, mientras que una mujer que se ha tenido que abrir camino en un mundo increíblemente difícil termina siendo objeto de chistes y una anécdota, cuando en realidad lo que debieron haber hecho fue darle continuidad a su carrera. Ella tuvo que sucumbir incluso ante las opiniones machistas de sus pares que le tienen miedo a la exclusión social, que le tienen miedo a ser valientes. No hay que ser muy brillantes para darse cuenta de eso." 

La nueva administración del Ejecutivo Federal decidió dar el liderazgo de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) a Ana Gabriela Guevara. Reimers afirma que la exdeportista “combina muy bien su experiencia como atleta y su labor política. Creo que hay que darle tiempo, pues no es una tarea menor, pero yo tengo esperanza de que después de un largo tiempo de olvido en la última gestión, se privilegien los intereses de los atletas. Aunque, honestamente (y esto no va en contra de Ana Gabriela) en general, la clase política en este país no merece mucha confianza de mi parte, ni de muchos ciudadanos. Habrá que darle tiempo para ver cómo se presenta la situación y cómo la maneja ella”.

Versus es una ONG cuyo principal objetivo es velar por contenidos más inclusivos y profesionales en los medios deportivos. Marion Reimers es cofundadora, junto con Gisela Pérez de Acha (periodista y abogada, especialista en temas de libertad de expresión y privacidad en internet), de esta organización. “Con Versus, al principio teníamos la idea de fungir como una suerte de ombudsmanship o defensoría de las audiencias”, explica la periodista. “Por otro lado, estamos comenzando a tener proyectos muy interesantes que buscan impulsar el deporte femenil en nuestro país. Hemos hecho, por ejemplo, el MegaEditatón, que surgió a raíz de la idea de hacer un editatón, en colaboración con la gente de Wikipedia, de mujeres en el deporte para tener perfiles femeninos que antes no existían en este espacio web. A partir de esto hubo mesas de política, tecnología, activismo, deporte, periodismo, y esperamos hacer pronto una nueva edición para visibilizar la labor de las mujeres en distintas ramas”.

A decir de Reimers, no ha sido sencillo manejar esta ONG debido a las críticas machistas. Para su campaña de lanzamiento, Versus decidió realizar un video en el que aparecen varios de los tuits que algunos usuarios enviaron a conductoras de programas de deportes, lo que puso de manifiesto el acoso del que éstas son víctimas en redes sociales, con mensajes en los que las llaman “putas” o “pendejas” por opinar y analizar el deporte o por la forma en que visten para salir a cua-dro en televisión. Esto provocó muchas reacciones, tanto positivas como negativas: "La campaña que lanzamos para presentar en sociedad a la ONG, junto con Jimena Sánchez y Verónica Rodríguez [conductoras deportivas de Fox Sports], tuvo un impacto tremendo y hubo dos reacciones muy interesantes: una de revictimizarnos, de gente que buscaba decirnos que prácticamente era nuestra culpa —eso, evidentemente, es una muestra de la cultura machista que impera, particularmente en México, donde hay que culpar a la víctima—; pero, por otro lado, también tuvimos una reacción muy importante de sorpresa: mucha gente no pensaba que esto sucediera, muchos no pensaban que fuéramos objeto de esa clase de insultos y amenazas, y de acoso, así que pusimos sobre la mesa un tema de discusión muy importante que ha abierto un nuevo camino en el que estamos buscando crear contranarrativas, darle atención a víctimas y ayudar a otras periodistas que también viven esta clase de situaciones.

Antes de concluir nuestra conversación, Marion quiso dejar claro el papel que los hombres quieren que las mujeres desempeñen en el deporte: “Según la visión masculina, no deberíamos estar en ningún lado, porque no podemos ocupar lugares en la vida pública, y el deporte es parte de ella. La versión machista quiere que sólo formemos parte de la vida privada. Y lo reitero, no tiene que ver sólo con el deporte, sino también con las empresas, la política, los puestos de mando, las opiniones fuertes, el liderazgo. Y se resume a que no les gusta que participemos, en lo que sea. Puedes entrevistar a cualquier mujer en distintos ámbitos y todas te van a responder lo mismo: es en el cine, en la música, en donde sea”. EP

 

 

______

Mario Alberto Medrano González es periodista y escritor. Estudió Ciencias de la Comunicación, especializándose en Periodismo, en la FES Acatlán (UNAM). Colabora en diferentes medios impresos y electrónicos. Su poesía ha aparecido en diversas antologías publicadas en varios estados del país.

Más de este autor