youtube pinterest twitter facebook

#Falaciario: Twitter, ave fracturada por el maniqueísmo

Irene Tello Arista | 31.01.2019
#Falaciario: Twitter, ave fracturada por el maniqueísmo
#Falaciario es el blog de Irene Tello Arista en Este País y forma parte de los #BlogsEP

Al entrar a la sala, me encuentro con un pájaro negro de gran tamaño hecho añicos en el suelo. Las piezas vidreadas se encuentran pulcramente ordenadas conservando la estructura que pareció en algún momento elevarse. Sin embargo, las fracturas a lo largo de todo el cuerpo indican que será imposible remontar el vuelo. Alrededor de esta figura fatídica y deforme, se exhiben una serie de pinturas en las que se perciben insultos, palabras vulgares, frases procaces y conceptos escatológicos. Contracturadas por estas palabras, se dibujan unas imágenes humanas de iconografía medieval. Las trazos negros de estas figuras contrastadas con el fondo blanco recuerdan al maniqueísmo.

“Dark Mirror” (2008) y “Aprende a joderte” (2018) de Carlos Amorales. Museo Universitario Arte Contemporáneo

Ignoro si la intención del curador de la exhibición “Axiomas para la acción” era la de crear una metáfora visual de algunas discusiones en Twitter al montar juntas estas dos piezas del artista Carlos Amorales (“Dark Mirror” y “Aprende a joderte”). Sin embargo, la figura fracturada y ensombrecida del símbolo de la red social, rodeada de un cúmulo de frases soeces y vulgares me remitieron inmediatamente a lo que experimento cuando leo ciertas publicaciones en ella.

 

Entre los insultos, difamaciones y amenazas que los hooligans cibernéticos escriben, conviven las falacias ad hominem. Es importante recordar que la falacia ad hominem o contra el hombre no es tan solo un insulto. Se puede insultar a alguien con total desfachatez y descaro sin por ello incurrir en un argumento incorrecto. Y es que el odio jarocho puede hacer que una discusión se concentre en la intención de vejar al otro y se olvide con facilidad el deseo por refutar lo que se dijo. Ahí radica la diferencia entre un insulto y una falacia ad hominem. Si usted recibe un tweet repleto de groserias e insultos hacia su persona, siéntase ofendido y atacado. Pero si además de ser agredido y descalificado, dichas expresiones peyorativas son utilizadas para desacreditar algo que dijo, siéntase un poco aliviado pues está siendo víctima de una falacia ad hominem, es decir, de un argumento incorrecto.

La falacia ad hominem o contra el hombre es una de las principales falacias utilizadas en las discusiones en redes sociales. Tal y como su nombre lo indica este argumento incorrecto se compone de una caracterización negativa hacia una persona para descalificar algo dicho por ella. Esta falacia apela a las emociones de las personas que suelen confundir los prejuicios que tienen por alguien con la corrección o incorrección de los dichos y argumentos de su némesis. Si uno siente una gran animadversión por cierto sujeto probablemente todo lo que diga esa persona lo tomara como algo incorrecto, sin escuchar con detenimiento si lo que dice puede tener algo de razón. Sin embargo, esto responde más a una actitud pueril que a un debate razonado. Que uno no concuerde o sienta agrado por alguien no descalifica en automático lo que dicha persona opina o argumenta. Si uno quiere refutar algo con lo que no está de acuerdo, debe referirse al contenido de lo argumentado, o a la estructura del argumento. Usar una característica negativa de la persona que dijo el argumento para descalificar lo dicho es una falacia ad hominem.

 

Ejemplo de insulto en Twitter (increíble ejemplo de insulto, más que merecido):

Ejemplo de falacia ad hominem:

El primer y maravilloso ejemplo dicho por Stephen King hacia Trump es un insulto a secas. El intento no es demeritar algo en concreto dicho por el presidente de Estados Unidos sino insultarlo. El segundo ejemplo, sin embargo, se concentra en un supuesto: el que un periodista, Raymundo Riva Palacio, recibiera dinero de parte de un gobierno, para demeritar su trabajo periodístico y la versión alterna que ofreció respecto a lo que Nino Canún mencionó en la conferencia matutina del presidente López Obrador. Acusar a alguien de recibir dinero de un gobierno es algo que se identifica como algo negativo, sin embargo, la descalificación a todo el trabajo periodístico de Riva Palacio y a la versión distinta de la acusación que realizó Nino Canún que ofreció con base en un supuesto, no sólo es tendencioso sino que constituye una falacia. Se puede estar en desacuerdo con la versión de Riva Palacio, pero para contraargumentar dicha perspectiva se debe enfocar uno en lo expuesto y no en la persona que lo dijo.

 

La próxima vez que alguien conteste alguno de tus comentarios en Twitter con un insulto, no te sientas aludido ya que muy probablemente la persona en cuestión no te conoce o ni siquiera existe, sin embargo, cuando una persona te insulte para desacreditar tu comentario, siéntete tranquilo de saber que esto es una falacia.









Más de este autor