youtube pinterest twitter facebook

Factofilia: Impuestos calóricos: recaudamos más, ¿gastamos mejor?

Atzimba Baltazar, Franco Bavoni y Eduardo Bohórquez | 01.05.2015

México vive una crisis de salud pública. Una de las causas principales de esta situación es el consumo elevado de bebidas saborizadas y alimentos no básicos con alta densidad calórica. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio el primer paso y, para desincentivar el consumo de bebidas saborizadas, propuso gravarlas en 2014. Para complementar esta propuesta, la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados agregó un impuesto a los alimentos no básicos con alta densidad calórica. En 2014, la SHCP esperaba recaudar 18 mil 55 millones de pesos (mdp) por estos impuestos,1 pero recaudó 31 mil 539:2 74% más de lo esperado.

En la Ley de Ingresos del mismo año se estableció que debía destinarse al presupuesto de programas de prevención de la obesidad, combate a la desnutrición y acceso al agua potable (NORA) un monto equivalente a la recaudación esperada de bebidas saborizadas.3 En 2014 se gastaron 19 mil 172 mdp en estos programas,4 casi 60% más de lo establecido en la ley para ese año (12 mil 455 mdp). Sin embargo, este monto es solo 7.6% mayor de lo que se gastó en estos programas en 2013 (17 mil 817 mdp5), cuando aún no existía el impuesto especial a alimentos y bebidas.

El total recaudado por los dos nuevos impuestos fue de 31 mil 539 mdp,6 lo que equivale a 42% del presupuesto asignado al programa Prospera en 2015.7 El gasto en los programas NORA representa únicamente 60% de este total. Si lo demás también se destinara a NORA, solo se cubriría un tercio del costo directo en atención médica derivado de enfermedades relacionadas con la obesidad que tendrá el país en 2017 según estimaciones del Consejo Nacional de Población y la Universidad Nacional Autónoma de México.8

Una manera de mitigar el problema de salud pública es la activación física. Por ejemplo, podríamos promover el uso de la bicicleta como medio de transporte. El sistema Ecobici tuvo un costo inicial aproximado de 75 millones de pesos.9 Si destináramos el total recaudado del IEPS a alimentos y bebidas a esta política, ¡podríamos tener Ecobici en 400 ciudades del país!

Los impuestos especiales a bebidas saborizadas y alimentos con alta densidad calórica son insuficientes. Por una parte, los nuevos ingresos de la Federación —que fueron mucho mayores de lo que se esperaba— no se han visto reflejados en un aumento del gasto en NORA. De poco sirve inhibir el consumo si no se invierte en prevención. Por otra parte, el costo que la obesidad y las enfermedades asociadas a ella generan al país es muy superior a lo que se destina para combatirlas. Un buen inicio —aunque aún muy conservador— sería destinar a NORA el equivalente a la recaudación de ambos nuevos impuestos y no solo usar la estimación de uno de ellos como techo mínimo de gasto. Es hora de quitar peso al costo de la obesidad.

p-43-289

________________

1 Ley de Ingresos de la Federación 2014.

2 Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Informe sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública: Cuarto trimestre de 2014.

3 Art. 6 transitorio de la Ley de Ingresos de la Federación 2014.

4 Secretaría de Hacienda y Crédito Público, portal de transparencia presupuestaria, Sistema de Evaluación del Desempeño, consultado el 27 de marzo de 2015 en . 

5 Íd.

6 Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Informe sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública: Cuarto trimestre de 2014.

7 Según el anexo 27 del Decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, el presupuesto de Prospera es de 74 mil 991.3 mdp.

8 Consejo Nacional de Población / Universidad Nacional Autónoma de México, La situación demográfica       de México 2014, México, 2014, p. 59.

9 Respuesta a las solicitudes de información con número de folio 0112000050115 y 0112000050215.

_________________

ATZIMBA BALTAZAR <@atzimba25> y FRANCO BAVONI <@FrancoBavoni> son parte del Programa de Investigación en Activación Física (PIAF) de la Fundación Este País. EDUARDO BOHÓRQUEZ <@ebohorquez> es director ejecutivo de la Fundación Este País.

Más de este autor