youtube pinterest twitter facebook

Ocios y letras: Carné, cazatalentos, la DEA y el Supertazón

Miguel Ángel Castro | 01.02.2016

Entre las recomendaciones que la Fundéu bbva emitió el año pasado me interesa comentar algunas que nos ponen en guardia ante las influencias de otras lenguas.

Considera la fundación que la palabra francesa carnet y la forma hispanizada carné son válidas en el español porque la última edición del Diccionario de la lengua española (dle), la vigesimotercera, así lo admite, y por tanto ha dejado de ser necesario escribir carnet en cursivas, y señala que su plural es ‘carnets’. Viene bien a nosotros esta consideración porque esta palabra suele designar al documento en el cual se programan las citas médicas en las instituciones de salud pública de nuestro país. “¿Dónde diablos guardaste mi carné?”, se reclamaban unos a otros en la familia con frecuencia y no faltaba quien corrigiese y advirtiera que se debía decir carnet, con t final. Lo que sí me crispa un tanto es saber que son “admisibles” el verbo carnetizar, ‘dotar de carné de identificación a alguien’ y el sustantivo carnetización, ‘acción y efecto de carnetizar’, pero me alivia enterarme que eso ocurre en otros países como Bolivia, Colombia, Venezuela y Perú. Por estos rumbos preferimos credencial y credencialización, cosa que al parecer tiene sin cuidado a la última edición del diccionario académico, pues se trata de una voz que con sus derivados recoge el Diccionario de mexicanismos. Queden pues carné y carnet para recordarnos las visitas a las clínicas del issste y del imss.

Recomienda la fundación usar la palabra cazatalentos en lugar de la amenazante palabra inglesa de inspiración jíbara, headhunter, sin guion ni comillas, para referirse a la ‘persona que se dedica a buscar individuos idóneos para ser contratados por compañías necesitadas de ellos’. La definición que la Fundéu toma del dle es clara pero algo tiene que desagrada, no sé si porque lo de “individuos idóneos” está pasado de moda y deja fuera a las mujeres (lo que podría resolverse con referirse a ‘personas idóneas’) o se deba al uso de la frase “necesitadas de ellos”. Allá ellos.

Advierte la Fundéu que las siglas dea, que corresponden al organismo estadounidense Drug Enforcement Administration, deben traducirse como Administración para el Control de Drogas y no como Administración Federal Antidrogas ni como Departamento Estadounidense Antidrogas porque el Gobierno de ese país ha creado nombres hispanizados para sus agencias y departamentos, y el nombre de Administración para el Control de Drogas es el que usan para referirse a esa entidad encargada de combatir el tráfico y consumo de drogas. Añade la fundación que puede usarse como forma alternativa el de Agencia Antidrogas ya que es una variante que se usa con frecuencia en el contexto de sus acciones en Latinoamérica.

Dada la proximidad del juego final del campeonato de futbol americano en Estados Unidos llamado Super Bowl o Supertazón, conviene terminar esta revisión de algunas de las recomendaciones de la Fundéu bbva del año pasado con la lista que muy probablemente publicará una vez más por estas fechas, dada la próxima celebración de ese (creo yo) importante juego. Se trata de una lista de palabras y frases inglesas que se usan en el futbol americano y sus correspondientes traducciones o equivalencias en español. Más familiarizados con este deporte los mexicanos que los hispanohablantes de otras latitudes, comprendemos, en general, las voces inglesas y sus equivalentes sin demasiados problemas. Valen por tanto algunas precisiones que podrían ser de interés de nuestros amigos de la Fundéu bbva: 1) Sabido es que en México y algunos países hispanoamericanos no decimos fútbol, sino futbol (pronunciación más próxima a la inglesa: football), palabra aguda terminada en l y que por tanto no lleva tilde. 2) Son correctas las recomendaciones de: ‘centro’, ‘esquinero’, ‘corredor de poder’, ‘pasador’ o ‘mariscal de campo’ para quienes juegan respectivamente de center, cornerback, fullback y quarterback. 3) Deben añadirse a la lista el ‘tacle’ por tackle, ‘guardia’ por guard, que pueden ser derechos e izquierdos, de acuerdo con su posición respecto del centro, además de ‘ofensivos’ y ‘defensivos’; al respecto es importante saber que otros jugadores se definen por su pertenencia al equipo ofensivo o al defensivo, así el linebacker, ‘liniero’, el safety, ‘profundo’, y el nose guard, ‘guardia nariz’, juegan posiciones defensivas, y son ofensivos el running back, el half back o ‘corredores’, así como los dos tipos de ‘receptores’ de pases, el tight end o ‘ala cerrada’ y el wide receiver o ‘ala abierta’. 4) En lo que toca a jugadas, el kickoff es la ‘patada de salida’ con la que comienza el partido, un down es una oportunidad para avanzar y cada equipo tiene cuatro downs u ‘oportunidades’ para avanzar diez yardas y conseguir otras cuatro ‘oportunidades’ y todas las que sean necesarias para llegar a la ‘zona de anotación’ o ‘diagonales’, la end zone, y marcar una ‘anotación’, un touchdown, que vale seis puntos. Esta ‘anotación’ da la posibilidad de marcar mediante una patada un gol de campo, goal, que si es bueno vale un punto ‘extra’. Un gol de campo, que vale tres puntos, se consigue de la misma manera que el punto extra, cuando el pateador, el kicker, pasa el ‘balón’ u ‘ovoide’, el ball, entre los dos postes y el travesaño que los une (como portería de futbol invertida y elevada unos metros por otro poste), el goal post que está en la zona de anotación. Las faltas, fouls, se señalan con un pañuelo amarillo, flag, que uno de los árbitros que vigila el partido lanza al terreno de juego cuando la ve, y casi todas suelen recibir un ‘castigo’, penalty.

Llama la atención que no se mencione al tackle, y desconcierta que ningún lexicón académico registre los sustantivos ‘tacle’ y ‘tacleada’ ni el verbo ‘taclear’. Llena el vacío la Wikipedia con curiosa información y una traducción que jamás había escuchado: “El tackleo es un anglicismo, tomado de los deportes de contacto, que suele hacer referencia a cualquier movimiento realizado por un competidor para impedir que su rival lleve a cabo lo que pretende hacer. Habitualmente requiere contacto físico con el oponente, configurándose explícitamente como el acto de tirar al suelo a un jugador contrario. A tal efecto, en castellano se prefiere el término ‘placaje’ cuando este se utilice con dicha acepción”. Sin duda tacle es un anglicismo que describe nada más y nada menos que una de las jugadas más importantes del futbol americano, derribar al contrario, principalmente al jugador que lleva el balón, e impedir que avance; y por eso, dicho sea de paso, ‘taclear’ suele emplearse en sentido figurado para expresar que una persona es detenida inesperadamente por otra, o es interceptada brusca o inadvertidamente: “Los delegados inconformes tlaquearon al gobernador al terminar la inauguración de la muestra y no tuvo más remedio que escuchar sus reclamos”. Las voces ‘placar’ y ‘placaje’ proceden del rugby, deporte que se practica muy poco en México, y por tanto no se conocen como tal vez sí se reconozcan en España, de modo que esa puede ser la razón por la cual figuran en el dle. Sin embargo, la acción de ‘placar’ que el lexicón describe no es exactamente la misma que la del verbo ‘taclear’, ya que el primero, propio del rugby, obliga al jugador derribado a soltar el balón, lo cual en el futbol americano daría lugar a un fumble, un ‘balón suelto’.

En otra recomendación la Fundéu bbva advierte que ‘animadora’ es mejor que cheerleader, palabra que se usa en los países de habla inglesa para referirse a las mujeres que ‘animan’ los juegos de futbol americano y otras competencias deportivas, es decir que ‘infunden ánimo o energía moral a otras personas’ o ‘las incitan a la acción’. Lo que uno puede observar en esos partidos es a un conjunto de mujeres que invitan alegremente a apoyar a un equipo, para lo cual brindan un espectáculo con tablas gimnásticas, bailes, gritos y cantos. A estas verdaderas ‘líderes de gritos o voces’, las llamamos en México ‘porristas’ y no ‘porras’ como señala la recomendación de la Fundéu, pues ‘porras’ son tanto las expresiones, cantos y gritos como el grupo de personas que las usan para apoyar y animar ruidosamente a su equipo o competidor favorito.

Recordemos, por último, que nfl, siglas de la National Football League, no suelen traducirse, pues confundiría a más de uno decir Liga Nacional de Futbol porque sería necesario añadir Nacional de tal o cual país. Algunos comentaristas deportivos dicen Liga Nacional de Futbol Americano para evitar confusiones con el futbol en el que sí se usan definitivamente más los pies, lo cierto es que la mayoría de ellos prefiere referirse a esa organización así: “la ene, efe, ele”, imposible de otra forma.

 

___________________________________

MIGUEL ÁNGEL CASTRO estudió Lengua y Literaturas Hispánicas. Ha sido profesor de literatura en diversas instituciones y es profesor de español en el CEPE. Especialista en cultura escrita del siglo XIX, forma parte del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la UNAM. Investiga y rescata la obra de Ángel de Campo, publicó Pueblo y canto: La ciudad de Ángel de Campo, Micrós y Tick-Tack.

Más de este autor