youtube pinterest twitter facebook

Once años de EstePaís | cultura

Redacción | 01.10.2016
Once años de EstePaís | cultura

Sor Juana tenía once años cuando leyó por vez primera a Góngora y a Calderón en la biblioteca de su tío. Mozart tenía once años cuando compuso su primera obra musical para la escena, “La obligación del primer mandamiento”. Rubén Darío tenía once años cuando publicó sus primeros versos.

A la misma edad, EstePaís | cultura está en plena madurez.

En su Ética a Nicómaco, Aristóteles menciona once virtudes: fortaleza, templanza, generosidad, magnificencia, magnanimidad, filotimia o ambición de lo correcto, mansedumbre, amistad, eutrapelia o donaire, veracidad y justicia. Según Lucas, María Magdalena, Juana y otras mujeres fueron las que comunicaron la resurrección de Cristo a los once apóstoles. En cada equipo de futbol hay once jugadores, y once sílabas en cada verso de los sonetos del Siglo de Oro y de los tercetos de la Comedia de Dante.

Es verdad que también fueron once las embarca- ciones de Ulises destruidas por los lestrigones, que San Agustín culpó al once de ser “blasón del pecado” y que, según el diccionario de Chevalier, el once es “símbolo de discusión y conflicto para los bambara”. Pero para nosotros este número es de buen augurio.

En nuestro undécimo aniversario debemos dar las gracias a muchas personas. A Malena Mijares, fundadora de este suplemento y directora del mismo por más de diez años. A nuestros escritores invitados, a quienes estamos publicando en orden alfabético: Alberto Blanco, Jorge Fernández Granados, Julieta García González, Fabio Morábito, Vicente Quirarte y Alberto Ruy Sánchez. A nuestros colaboradores habituales, porque cada una de sus columnas nos sostiene. A nuestros anunciantes, suscriptores, impresores, distribuidores, accionistas y consejeros. Y sobre todo, a nuestros lectores.

El once es la unidad mirándose a sí misma.

Más de este autor