youtube pinterest twitter facebook

Dos poemas para amanecer juntos

Alberto Ruy Sánchez | 01.10.2016
Dos poemas para amanecer juntos

Nombrar

Nombrar las cosas que se miran

con los ojos cerrados

es invocar 

de pronto y sin temor,

sentir sin más,

saber que existe

palpita, florece, explota

lo diminuto sin medida

y todo el tiempo en un instante,

la lluvia en una gota de sudor,

un viento huracanado en un suspiro.

El vuelo entero del sol

en tu párpado al abrirse.

Y todo el mal

desvanecido de golpe

en el destello

de la primera luz de tu voz

cuando amanece.

 

 

 

Regalo que se desgrana 

Soñar con el sabor de una granada,

lengua contra paladar

semilla tras semilla.

Dejarse navegar por casi nada:

la sensación de liberar

en cada grano acidez, dulzura, aliento.

El íntimo placer de esa minucia

convertida, por el sueño

en goce absoluto

de lo amargo y de lo bueno.

El hambre de otra vez y más

y sin cesar seguir sintiendo

grano tras grano, gota a gota,

que en esta fruta galáctica,

minucia desgranada en mi boca,

se pronunciaban despacio,

los más tenaces conjuros

y juramentos. ~

 

* Estos poemas son parte del libro Luz del colibrí (una exploración de la experiencia de despertar juntos), que en noviembre aparecerá en Ediciones Era.

 

___________

ALBERTO RUY SÁNCHEZ  es autor de una exploración poética del deseo que fue apareciendo en varios volúmenes desde 1987 y que reúne ahora como Quinteto de Mogador. Codirige el proyecto Artes de México: libros, revistas, exposiciones, conferencias. Trabaja en una nueva serie de libros sobre el deseo y el mal, donde confluirán las preocupaciones de sus obras Los demonios de la lengua y Con la literatura en el cuerpo.

Más de este autor